sábado, 3 de marzo de 2007

Tratamiento del aumento de volumen prostático




En los años 80, Merck Pharmaceuticals desarrolló un producto denominado Proscar (finasteride), este podía reducir el tamaño de la próstata. Muchos penaron que se habían solucionado todos los problemas derivados del aumento de dicha glándula.

El finasteride reduce el tamaño de la próstata cerca de un 20 por ciento, aumenta el índice de flujo urinario máximo en 3 mililitros por segundo y disminuye en un 40 por ciento el recuento de PSA al cabo de seis meses. Estos valores aproximados pueden no parecer sorprendentes, pero para los usuarios puede significar la diferencia entre el malestar y el alivio.

Dentro de los efectos adversos del fármaco se pueden citar: impotencia (5%), este efecto es reversible al descontinuar el medicamento, menor volumen de líquido eyaculado y menos frecuentemente hinchazón de las mamas. Por otro lado, cierto número de individuos calvos les creció el cabello y posiblemente otros han evitado el desarrollo de un cáncer de próstata.

La pastilla tiene un efecto dispar, que depende de cada paciente, es así que disminuye el tamaño de las próstatas muy grandes (más de 40 gramos), pero no hace demasiado por aquellos pacientes cuyas próstatas han aumentado sólo ligeramente. Sin embargo, las glándulas más pequeñas tienden a reaccionar mejor frente a otra familia de fármacos denominada alfa-bloqueantes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.msn.com/ - [url=http://www.msn.com/]msn[/url] msn
msn